Publicidad

Entrevista a Alberto Arriazu:

Aula

“Necesitamos poder contratar a los profesores que necesitemos, no hablo de nombres sino de perfiles concretos”

Daniel Sánchez Caballero 16/9/2016

Enlarge

Como buen norteño, Alberto Arriazu (Pamplona, 1963) es franco y directo. No se guarda ninguna opinión. Y con 30 años de docencia a sus espaldas y 12 como director de un instituto las tiene muy asentadas. Catedrático de Secundaria de Sistemas Electrónicos y Tecnología y presidente de la Federación de Asociaciones de Directivos de Instituto (Fedadi), Arriazu cree que el Gobierno merecería caer solo por cómo ha implantado la LOMCE, sin entrar siquiera al fondo. Cuando se habla de una nueva ley o medida él se hace siempre la misma pregunta: “¿En qué mejora esto la educación?”

¿Cómo se presenta el curso?

Yo creo que bien. Los centros educativos están tan acostumbrados a todo tipo de estrés externo; somos como la especie más rara biológica con capacidad de adaptación. Así somos, o es que cambiamos poco aunque nos quieran cambiar. Los chavales son majos, las familias también, los profesores igual. Nos tocan las narices exteriormente, pero lo solventaremos.

Es el primer curso con la LOMCE a pleno rendimiento. ¿Os cambia mucho el funcionamiento?

Si tuviéramos en cuenta todo lo externo no podríamos ni trabajar del estrés. Dimitiríamos todos y cerraríamos las escuelas. Como no podemos hacer caso a eso, nos ponemos a la tarea. Es un curso estresante porque no sabemos muchas cosas que van a pasar dentro de unos meses para los chavales (las reválidas, cambios curriculares, distintas maneras de promocionar de curso…).

¿Entonces no se nota tanto el jaleo con la LOMCE o como no os queda más remedio tiráis para delante?

Publicidad

Se nota en la organización, etc. pero al final hay que hacer tantas cosas en clase… Han cambiado la ley, las materias, la forma de examinarse y de acceder a la universidad. Vale, pero al final la realidad de una escuela es alumnos dentro de un aula con un profesor que tiene que impartir una materia. La mayoría de ellas las llevamos años impartiendo igual. Eso no va a cambiar porque lo diga una ley. Lo evidente es que la educación les da igual a los políticos y a la sociedad. En Navarra han cambiado la portavoz del Gobierno y en la inauguración del curso los periodistas solo le preguntaban por este cambio. Se ha inaugurado un curso conflictivo con la LOMCE y no es noticia. La aplicación de la LOMCE debería ser suficiente para que cayera el Gobierno por la irresponsabilidad que se supone aplicarla como lo está haciendo. Pero nadie dice nada. No me meto con la LOMCE siquiera, sino con su aplicación. Que tengamos que esperar al 30 de noviembre a que el Ministerio le dé por decir cómo va a ser la reválida en junio y luego las comunidades tienen que hacer ese examen es irresponsable. ¿Por qué no pueden esperar un año más? ¿En qué mejora esto la educación?

¿A qué más se refiere cuando habla de esta improvisación en la aplicación?

Los currículos se aprobaron tarde, las editoriales no han tenido tiempo de hacer los libros en condiciones. No hemos tenido tiempo de elegir bien. Ahora resulta que algunos se han equivocado de libros porque han aparecido otros mejores pero te los tienes que comer cuatro años. Las orientaciones que hemos dado a algunos alumnos han sido equivocadas porque han salido nuevas normativas que algunas decían lo contrario que otras. Porque la LOMCE parecía monolítica, pero ha ido cambiando. Esto ha ido provocando dimes y diretes en las administraciones, en los centros. Un estrés organizativo que entorpece. Alguien que me diga en qué mejora la educación del alumno con esta aplicación.

Ha mencionado las reválidas. ¿Cómo les afecta no saber cómo va a ser la prueba hasta diciembre?

En principio mucho. En 2º de Bachiller uno de los aspectos fundamentales es prepararles para esa prueba. Pero la preparación no se hace en 15 días, se hace todo el curso. No sabemos qué hacer. Vas haciendo lo que más o menos crees que vas a hacer porque tampoco te inventas asignaturas. Lo haremos parecido al año pasado. No tendríamos ni que ir a clase mientras no nos digan qué tenemos que hacer. Esto no debe pasar en ningún otro sitio, empezar un recorrido de clase de dos años que termina en un examen final y durante los cuatro primeros meses no sabes para qué entrenas.

¿Qué le parece que la alternativa para quien suspenda la reválida sea retroceder a la FP Básica?

Publicidad

Es una de las peores cosas que tiene esta ley. No hay por dónde cogerlo. Tampoco sé en qué mejora a los chavales. La ESO es la enseñanza básica, lo que tenemos que tener todos, el título de ciudadano. Entonces, ¿un chaval que lleva 13 años escolarizado, que ha aprobado y se ha esforzado, no puede hacer una FP de Grado Medio? Muchos no pueden ir a Bachillerato, tienen que ir a la FP, pero de Grado Medio. La FPB es un retroceso. Fíjate qué motivación, ellos han aprobado 4º de la ESO, tienen unos compañeros que hace dos años se fueron a la FPB porque no aprobaban y de pronto los meten al mismo sitio. A ver quién le explica a este chaval que tiene que ir para atrás. Estoy seguro de que al final van a aprobar la reválida de 4º todos. Seamos prácticos. Si suspende un 10%, ¿dónde los metemos? Si no hay sitio físico. Entonces suspende un 5%. Tampoco hay sitio. Pues suspendemos a cuatro desgraciados. Con eso no se esfuerzan más los chavales.

La ESO es el título de ciudadano, les enseñamos a estar en la vida, saber desenvolverse. ¿Qué más da que no sepan no sé qué concepto? Van a convertir 4º en preparación de un examen. Mucha de la riqueza que tiene el curso para muchos chavales (hacer trabajos en equipo, etc.) se pierde. Y siempre salen perjudicados los mismos, los más desfavorecidos. A los que van bien les da igual reválida, examen… lo van a superar. Los problemas los tendrán los que tienen problemas de aprendizaje o en casa. ¿Les vamos a suspender? Vamos a casos concretos: tenemos una chavala magnífica que está haciendo Auxiliar de Enfermería. Sacó 4º con mucho esfuerzo. Va a ser una profesional excelente. Le pones una reválida y no la saca. ¿No merece tener el título de ciudadano?

Se supone que la LOMCE les iba a dar más poder a los directores. ¿Ha sido así? ¿Le habría gustado?

El centro tiene unas atribuciones. Antes las tenía el consejo escolar y ahora el director. Pero el centro no ha ganado en autonomía. Antes la admisión de alumnos, que está totalmente normativizada, se hacía en el consejo escolar, ahora la aprueba el director. Ese no es el problema. El problema sería que los centros no han ganado en autonomía. Nosotros seguimos haciéndolo igual, llevamos las cosas al consejo escolar porque preferimos la transparencia. Pero seamos realistas, en un consejo escolar no participa casi nadie. Lo que han hecho es cargar más hacia la administración la elección de directores. Antes tenía más peso el centro.

¿Qué cambios le habría gustado que se plantearan? ¿Cómo se mejora la dirección de los centros?

Deberíamos tener más autonomía en muchas cosas. Sé que mucha gente está en contra, pero yo mejoraría la gestión de personal. Es una cuestión crítica, lo más importante de un centro. Nosotros este año tenemos un 40% de profesorado nuevo. Esto no pasa en los concertados. Es un hándicap para el centro tener tanta rotación. Nos gustaría tener más autonomía para disponer del profesorado que quiera hacer los proyectos del centro. No tanto en las personas concretas, con nombre y apellido, como en los perfiles: que venga un profesor con las características que sean. Más autonomía económica, más flexibilidad para contratar… hablo de recursos. Los centros dependen de la administración. Si queremos pedir una licencia de obras, no podemos. Un vado, no podemos. Quiero contratar a un monitor para hacer una actividad por la tarde, no puedo. Sería bueno que lo pudiéramos hacer los centros. Mejoraría la eficacia y seríamos más baratos. Se hizo una descentralización muy potente en la transición del Gobierno central a las comunidades autónomas pero se quedó todo ahí, en la administración, no llegó a los centros.

Publicidad
Publicidad

Comentarios

Escribe tu opinión