Publicidad

Aula

Los colegios valencianos permitirán los símbolos de identidad cultural y religiosa

El borrador de instrucciones de Educación establece que los centros educativos no prohibirán el velo, toca, hiyab, kipá o solideo y otras prendas si no suponen un problema de identificación ni atentan contra la dignidad de las personas.

eldiariocv 10/7/2017

Enlarge

Fotografía: Gladys Wardani / Pixabay

Los centros escolares de la Comunitat Valenciana no podrán impedir el acceso a personas que vistan ropa característica o propia de su identidad religiosa, como velos o solideos, según la Conselleria de Educación, que considera la elección de vestimenta una cuestión de libertad.

Así lo recoge la propuesta de resolución del secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, por la que se dictan instrucciones para la organización y funcionamiento para los centros de educación infantil de segundo ciclo y primaria durante el curso 2017-2018, y que se presentará en la mesa sectorial del martes.

En esas instrucciones se indica que la vestimenta tiene “una evidente función simbólica” tanto en el plano personal como social, según se recoge en el apartado de reglamento de régimen interior, que regula la convivencia de todos los miembros de la comunidad educativa. Por tanto, forma parte de la identidad múltiple de las personas, entre ellas la identidad religiosa, considerando la elección de la vestimenta “una cuestión de libertad”, según la propuesta de la Conselleria.

“No se ha de impedir el acceso a los centros de personas que vistan ropas características o propias por motivo de su identidad religiosa (toca, hiyab, kipá, solideo) y que no supongan ningún problema de identificación o atenten contra la dignidad de las personas”, según la instrucción de la Conselleria.

A principios del curso pasado el conseller de Educación, Vicent Marzá, ya anunció el inicio de una mesa de debate sobre la regulación de cuestiones relativas a la vestimenta del alumnado, después de que una alumna del IES Benlliure, en Valencia, denunciara que la dirección del instituto le había prohibido asistir a clase por llevar hiyab. La  joven de 23 años Takwa Rejeb tenía  prohibido el acceso a las clases con el ‘hiyab’  hasta que, tras la denuncia de la alumna, la Conselleria garantizó que podría asistir a todas las clases lectivas con su velo. Educación rectificó la interpretación que el centro hacía de una norma interna que impide a los alumnos llevar la cabeza cubierta o semicubierta, excepto por enfermedad. 

Esta noticia ha sido publicada en eldiario.es

Publicidad
Publicidad

Comentarios

Escribe tu opinión