Noticias

Podemos también abandona el Pacto educativo

Unidos Podemos intenta un nuevo movimiento para cambiar el método de toma de decisiones para equilibrar las fuerzas en la subcomisión. Al no conseguirlo, abandona la negociación.

Enlarge

Para defender con mayor peso la decisión de abandonar la negociación, Podemos se reunió de urgencia con algnas organizaciones de la comunidad educativa como CCOO, Ceapa, STEs u organizaciones estudiantiles para recabar su opinión. Todas las organizaciones estuvieron de acuerdo, según la formación política, en que el partido abandonase la mesa de negociación.

Ione Belarra, portavoz adjunta de Podemos en la Comisión de Educación aseguró a la salida del encuentro que “Hoy la comunidad educativa nos ha dicho que rompamos, nos ha dicho que nos vayamos y nosotros vamos a ir siempre de la mano de la comunidad educativa en todas nuestras propuestas. Así que nosotros no vamos a participar en un Pacto que, desde el comienzo, la comunidad educativa ha considerado un paripé”.

Desde hace semanas Unidos Podemos ha venido intentando que el método para la aprobación de las medidas del índice del pacto educativo fuera por mayoría simple, de manera que pudieran formarse mayorías de izquierdas y no fuera necesario que el Partido Popular las apoyara.

A pesar de la insistencia, el método acordado por la subcomisión fue el presentado por el PSOE en segunda instancia, que implicaba, entre otras cosas, la necesidad de una mayoría de tres quintos de la cámara, así como el acuerdo de al menos tres partidos políticos.

El método funcionó para negociar el primero de los puntos del índice, sobre el diagnóstico de la situación del sistema educativo, en muchos momentos, según la formación morada, gracias al apoyo de PP, Ciudadanos y PSOE. Cuando la subcomsión llegó al punto de la financiación, la precariedad de los equilibrios se vio más clara.

No hubo acuerdo entre los cuatro grandes grupos sobre el modelo de financiación. La oferta del PP de aumentar la inversión actual en 5.000 millones hasta 2025 a razón de algo más de 600 millones al año, no satisfizo ni a PSOE ni a Podemos.

Tras la salida de los primeros, desde Podemos convocaron una reunión de la mesa de portavoces de educación en el Congreso para intentar, nuevamente, un cambio de metodología. Según sus cálculos, podría haberse aprobado un compromiso de inversión del 5% hastas 2020 con el apoyo de PSOE, Unidos Podemos y Esquerra Republicana. Pero la reunión no salió adelante por la ausencia del PSOE.

 

 

Comentarios

Escribe tu opinión