Derechos

Calí o cómo empoderar a las mujeres gitanas

Mejorar la imagen de las mujeres gitanas así como sus condiciones de vida son los objetivos del programa Calí.

Mejorar la imagen de las mujeres gitanas así como sus condiciones de vida son los objetivos del programa Calí

Publicidad

Calí significa mujer en caló, y es a la mujer a quien se dirige fundamentalmente este programa puesto en marcha por la Fundación Secretariado Gitano con el apoyo económico del Fondo Social Europeo, el Ministerio de Empleo, el de Seguridad Social e Igualdad y la Fundación la Caixa.

Dos serán los grandes ejes sobre los que pivote el programa: uno dirigido al empoderamiento laboral, social y personal delas mujeres gitanas y, por otra parte, el trabajo en defensa de la igualdad de género y de trato así como de la erradicación de la violencia de género que puedan estar sufriendo.

Publicidad

28 técnicas de igualdad de las cuales 24 son gitanas, trabajarán desde ahora hasta 2019 con el objetivo de cambiar las condiciones de vida para 2.400 mujeres por todo el país. Para ello trabajarán con as personas y en los territorios en los que viene ya trabajando el Secretariado Gitano por todo el país.

Mujeres, eje central
Y lo harán directa e individualmente con las mujeres que se encuentren en situaciones de gran vulnerabilidad, pero también se trabajará en grupos de hombres y mujeres y, a mayores, dentro de los barrios en los que residen.
“Queremos trabajar, afirma Pepi Fernández, una de las dos coordinadoras del proyecto, para reducir la discriminación y los rolesde género que sufren las mujeres y que limitan sus derechos”.

Publicidad

Transmitir una imagen real y positiva de las mujeres está en el fondo de la cuestión. Que ellas encuentren la fuerza y la capacidad dentro de sí para acercarse al mundo del trabajo, para entenderse sujetos activos del cambio en sus vidas, pero también transmitir esto hacia fuera, en sus comunidades y entre la población paya. Pepi Fernández asegura que observan que la imagen de las gitanas que se transmite habitualmente es peor que la realidad: víctima y pobre, y esto tiene efectos sobre ellas. Quieren que esto cambie también trabajando con las instituciones y desde los centros educativos.

La idea que tienen desde la Fundación Secretariado Gitano es que con este trabajo específico con las mujeres no solo se benefician ellas. Es una labor que acaba repercutiendo positivamente tanto entre la población gitana en la que ellas viven como dentro de la sociedad en general.

Entre las peculiaridades de Calí, nos cuenta Pepi Fernández, está el ser el primero que tiene como eje vertebrador la igualdad de género de las mujeres gitanas. Toda la energía se pondrá en conseguir, por una parte, empoderarlas en lo personal, social y laboral para mejorar sus condiciones de vida.

Publicidad

En cifras
Serán 28 territorios del país, de todas las comunidades a excepción de La Rioja, en los que trabajarán 28 mujeres técnicas de igualdad. De ellas, 24 son gitanas con estudios superiores, una apuesta de la Fundación, explica Fernández.
Hasta 2019 la idea es que pueda alcanzarse a un total de 2400 mujeres del territorio, con un presupuesto de dos millones de euros..

Las técnicas se repartirán dela siguiente manera: 10 en Andalucía, 4 en Castilla-La Mancha, 2 en Extremadura, 2 en Galicia y una para cada una de las demás autonomías.

Publicidad

Comentarios

Escribe tu opinión