Noticias

Méndez de Vigo: «La huelga educativa no tiene razón de ser y no tendrá efecto»

El ministro insta a las organizaciones convocantes a reconsiderar su postura y "unirse al pacto para demostrar que vamos todos en el mismo camino".

Enlarge

Íñigo Méndez de Vigo. / Moncloa.gob.es

Publicidad

Con estas palabras se expresaba esta mañana Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, durante un desayuno informativo en Madrid. Según ha dicho, la huelga convocada por la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, «una asociación» ha dicho el ministro, no tendrá repercusión alguna.

Ha pedido a los convocantes que mediten esta decisión y desconvoquen como gesto ya que «no hay una situación que exija una huelga». Desconvocar el paro sería «una buena manera de demostrar que vamos todos en el mismo camino» ha asegurado Méndez de Vigo, quien también ha hecho una descripción de la situación actual como muy propicia para la consecución del Pacto Social y Político de Educación.

Publicidad

Ha insistido mucho en el momento, que debe ser de unidad, y ha destacado, como ejemplo, el hecho de que nunca haya habido una subcomisión parlamentaria que tratase este asunto.

«Los pactos se hacen entre quienes quieren, ha dicho. Y hay grupos -PP, PSOE, C’s, UPN, Foro, Coalición Canaria- que quieren». Ha insistido que se trata de un clamor popular para que los políticos se pongan de acuerdo. «Hay buena voluntad y esperanza. Hay que ver cómo confluir».

Publicidad

Las becas de Cataluña

Preguntado por los retrasos en los cobros de las becas de estudiantes catalanes, el Ministro a señalado que la responsabilidad es de la Generalitat. Según ha explicado, el ministerio no puede repartir la parte fija de las becas hasta haber recibido cierta información desde Catalunña y Andalucía. Ambas autonomías tienen potestad para repartir las becas, pero antes han de firmar protocolos con el Gobierno central.

Según las palabras del ministro, en el mes de junio, el Ministerio envió el convenio a la Generalitat que no contestó hasta octubre pidiendo algunas rectificaciones en el documento. Y hasta el mes de noviembre no se aprobó.

Publicidad

Íñigo Méndez de Vigo, pues, responsabiliza a la Administración catalana de haber demorado el proceso a base de esos meses de silencio. Ahora solo «falta la firma de la consejera catalana». Hay, afirmó el ministro «160.000 alumnos becados en Cataluña. El Ministerio tiene el máximo interés» en que se repartan dichas ayudas.

 

Comentarios

Escribe tu opinión