Publicidad

Aula

Beatriz Galiana
Asier Delgado

Madrid por la educación inclusiva Beatriz Galiana
Asier Delgado

La ILA de escolarización inclusiva llega hoy a la Asamblea. Es una demostración de que la sociedad civil va un paso por delante de las instituciones, que hoy tienen la oportunidad de marcar el camino.

La Iniciativa Legislativa Popular de los Ayuntamientos de medidas prioritarias para la escolarización inclusiva en el ámbito de la educación obligatoria es, ante todo, un ejemplo de democracia en nuestra región. Un acto de dignidad y una demostración de que la sociedad civil va siempre por delante de las instituciones y del rumbo que deberían marcar las políticas públicas.

La Ley 6/86 de iniciativas legislativas populares y de los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid exige un mínimo de 3 ayuntamientos con 50.000 electores en su conjunto para poder presentar una Proposición de Ley a la Asamblea de Madrid. Pues bien, esta iniciativa ha llegado a la Asamblea de Madrid siendo aprobada en 42 ayuntamientos que suponen la representación institucional de más de 5 millones de madrileños y madrileños. Además, esta iniciativa está respaldada por 221 colectivos y plataformas así como asociaciones vecinales y federaciones de personas con diversidad funcional.

Desde Podemos en la Comunidad de Madrid hemos mostrado desde el comienzo el apoyo a esta iniciativa. Por este motivo, el pasado 21 de febrero solicitamos la comparecencia de uno de los representantes del grupo promotor para dar la oportunidad de que su voz fuera escuchada en la Asamblea de Madrid antes de que se votara su toma en consideración.

En esta comparecencia todos los partidos tuvimos la oportunidad de escuchar cuáles son las razones que han motivado la necesidad de una propuesta de este carácter y que ha sido respaldada por un movimiento social e institucional tan amplio. Este respaldo se ha visto materializado en los municipios de forma mayoritaria por una sencilla razón: son un ejemplo de sensibilidad y cercanía a la hora de conocer la situación actual que vive la educación en nuestra región.

Esta situación no es otra que una preocupación creciente sobre la segregación en la educación. La publicación de los recientes estudios y los datos existentes nos advierten que Madrid está a la cabeza en segregación escolar por motivos socioeconómicos, sólo por detrás de Hungría. Además, estas conclusiones nos advierten que la actual planificación de la oferta educativa está fomentando el desarrollo de culturas excluyentes en los centros educativos.

Un claro ejemplo de esta segregación la encontramos en uno de los principales programas de propaganda del Partido Popular en la Comunidad de Madrid: el Programa Bilingüe. Los centros públicos no bilingües están acogiendo tasas de alumnado con necesidades educativas especiales que duplican las tasas en públicos bilingües y que triplican las de centros concertados.

Publicidad

Por otro lado, la educación especial no para de crecer. Además, nos encontramos con la reciente la noticia de la cesión del suelo para la construcción de uno de estos centros que será regalada para la gestión concertada en el municipio de Torrejón.

Pues bien, todo esto es lo que nos ocupa en una iniciativa como esta. Esta ley no es específica de un colectivo ni una ley para una parte de la población o personas con unas características concretas, sino que es una ley que afecta a la equidad y la igualdad de oportunidades de todas las personas de la Comunidad de Madrid que están escolarizadas en etapas obligatorias. La educación inclusiva no se elige, no es una opción más a elegir entre un abanico de posibilidades. No es una opción porque un sistema de calidad es aquel que no deja nadie atrás. Porque el derecho a la educación inclusiva no es el derecho de los niños y niñas con discapacidad, es el derecho de todos y todas a la educación. No hay dos derechos. El derecho a la educación es siempre el derecho a la educación inclusiva.

No podemos olvidar que los objetivos fundamentales de la educación son principalmente dos. El primero, conseguir a través de la educación el máximo desarrollo individual e integral de la persona, poniendo en valor toda su diversidad y potencial. El segundo, la educación tiene como objetivo formar a las personas para que sean capaces de vivir en un marco democrático en sociedad y de respeto a los derechos humanos.

Por tanto, es obligación de las instituciones y las políticas públicas garantizar este derecho reconocido ampliamente en los diferentes marcos normativos a nivel nacional e internacional y que deben permitir promover culturas de trabajo inclusivas dentro de nuestras aulas.

Este es el principal objeto que propone esta ley, centrado especialmente en un mecanismo muy concreto como son los procesos de escolarización pero que a su vez afecta a la raíz del sistema educativo para garantizar la calidad y la inclusión de todos y todas.

Algunas de las medidas propuestas por esta iniciativa se centran en la necesidad de desarrollar planes de inclusión en los centros que permitan dar una respuesta adecuada a la realidad que se vive hoy en nuestras aulas, para ello también es imprescindible las formación permanente del profesorado bajo los preceptos del paradigma inclusivo que permita cambiar la cultura escolar en su conjunto y primar las buenas prácticas que se llevan a cabo. En esta línea surge la Tasa de Necesidad Escolar de Apoyo a la Inclusión, una Tasa que surge como una medida de emergencia para reequilibrar los índices de segregación sangrantes de nuestra región. Sin duda, otro de los aspectos clave que menciona esta iniciativa es la dotación y aumento de los recursos materiales y personales necesarios, especialmente los relativos a los equipos y la red de orientación, donde tienen lugar los diferentes perfiles profesionales que se encargan de atender la diversidad del alumnado.

Publicidad

Sabemos que un modelo de educación inclusiva debe ser amplio y diverso, este es un comienzo para tomar las medidas que sean necesarias para mejorar las condiciones del sistema educativo en su conjunto. La educación inclusiva no se consigue solo con una ley, sino con un cambio de cultura que dé respuesta a la realidad educativa, el cambio a un paradigma que reconozca la diversidad como un valor de aprendizaje y consustancial al ser humano y, finalmente, una adaptación del marco normativo y legislativo acorde a esta mirada.

Para terminar recordemos por un momento el caso de Ruby Bridges. Ruby fue la primera niña negra que asistió a una escuela en los Estados Unidos. Esta niña lo hizo a pesar de tener que ir custodiada por la policía durante un año. Cincuenta años después, Ruby habló para la BBC y pudo contar la importancia de su experiencia personal para romper las barreras raciales.

Las instituciones tienen la oportunidad de marcar el camino, tenemos la oportunidad de dar ejemplo de qué modelo de sociedad queremos construir. Hoy tenemos esa oportunidad dando paso a esta iniciativa. Recordarnos por qué estamos aquí. Tenemos el compromiso de escuchar a los profesionales, familias y expertos comprometidos como los que hay detrás de esta propuesta para demostrarnos que somos capaces de mejorar la educación de Madrid para todos y todas.

 

Beatriz Galiana Blanco, diputada y portavoz de educación del grupo Parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid

Asier Delgado Suárez, técnico de educación para Podemos en la Asamblea de Madrid

Publicidad
Publicidad

Comentarios

  • Luis de Rivera

    Los niños con necesidades educativas especiales son relativamente pocos, por lo que un apoyo tan asambleario a la iniciativa de Podemos indica que no han sido tenidos en cuenta. Las teorías intelectuales progresoides, hechas sin tener en consideración a la gente que afectan, son la marca de los linces de papel, que se consideran muy listos porque tienen un diploma y han leído algunos libros. Antes de arrancar a los niños con necesidades especiales de los centros en los que se sienten integrados, acogidos, respetados, hablen con ellos y con sus padres. Antes de condenar a los niños con necesidades especiales a ser discriminados y desatendidos en un ambiente en el que no se les entiende, hablen con ellos, y con sus padres. Antes de obligar a profesores sin vocación ni preparación en enseñanza especial a atender a niños que no saben como tratar, hablen con ellos. Antes de ningunear a profesores motivados y formados en educación especial, hablen con ellos. Hablen y escuchen. Descansen de sus lecturas, hablen menos con sus profesores de Universidad y más con la gente. No arenguen, no soflamen, solo escuchen. Si solo leen y piensan entre ustedes, serán listos como linces, pero linces de papel.

    19/09/2018
  • Jose Ramon

    Buenos días,
    Como padre de un niño con discapacidad intelectual tengo que decir la propuesta que se hace en el articulo respecto a los Colegios de Educación Especial se hace desde un plano teorico que ignora las realidades a las que se enfrentan los niños con discapacidad intelectual.

    Mi hijo con 13 años no sabe leer, ni escribir, ni conoce los numeros. Es posible que no lo pueda hacer jamás.Tiene dificultades de compresión, de relación con sus iguales y también algunas dificultades motoras. Meter a mi hijo en una clase de inclusión solo va a generar aislamiento y exclusión por parte de los alumnos normalizados y frustación y depresión en mi hijo.

    Se convertiría en el tonto de la clase o del colegio, en el más débil en todos los aspectos. Se convertiría en Ruby Bridges, discriminado, excluido y probablemente abusado por más de uno. Sería la victima fácil de los matones de la escuela. Se aburriría en la escuela ya que no puede seguir el ritmo de las clases de los niños de su edad o de los niños de 7 años. Estaría solo en el patio de colegio. ¿Que niños quieren jugar con alguien que no entiende como son los juegos del patio, y que le cuesta correr y que dice cosas raras?

    ¿Es esto lo que quieren conseguir con esta Ley? ¿Crear un infierno para los niños con discapacidad y sus familias?

    Reflexionen que los padres de niños con discapacidad intelectual queremos lo mejor para nuestros hijos, y actualmente tenemos la opción de escoger educacion especial o inclusion. Y escogemos lo que creemos mejor para nuestros hijos, ponderando las capacidades y posibilidades que tienen.

    Las capacidades de desarrollo de estos son tan distintas de las de los niños normalizados que es como si pongo a entrenar a los autores de este artículo con el primer equipo del Real Madrid o de Barcelona. ¿Llegarian los autores a poder jugar en un primer equipo de La Liga? ¿O simplemente se frustarian ya que verían que jamas podrían parecerse ni de lejos a Cristiano o a Messi o a cualquier jugador de Primera División?

    Y es eso lo que estan proponiendo los autores del articulo y de la propuesta de Ley, Quieren que nuestros hijos jueguen en el Madrid y el Barcelona, porque así aprenderán a jugar al futbol de Primera División. Y lo que no ven es que a nuestros hijos, de manera metafórica, les falta una pierna, o las dos, o son ciegos o mancos.

    No conviertan a los niños discapacitados intelectuales en los Ruby Bridges españoles. No construyan un nuevo apartheid

    A cada uno según sus capacidades

    19/09/2018
  • Beatriz

    Estoy totalmente de acuerdo con la educacion inclusiva y mi total apoyo y cariño para estas personas, en su mayoría niños, motivos? los motivos que están dejando los padres y familiares de estos niños.
    Ellos mejor que nadie saben y HACEN lo mejor para sus hijos!!!
    Segregar , señores “ políticos” es otra cosa!!
    No juguemos con la vida , integración y futuro de estos niños…

    19/09/2018
  • Lu

    Escuchen a los profesionales y padres Sr.de podemos.

    19/09/2018
  • Jose

    Una educación inclusiva es aquella que es capaz de dotar de los debidos apoyos para que el alumno/a participe en igualdad de condiciones con los demás compañeros. El color de piel no es un factor que afecte a la dinámica de una clase pero si lo es los diferentes ritmos de aprendizaje, los deficits cognitivos o determinados caracteres que deben tener una respuesta apropiada, tanto dentro del grupo clase como de la comunidad educativa. Creo que aún se desconoce el funcionamiento y las características de los colegios de educación especial que lejos de ser segreagadores acogen y cubren las necesidades de alumnos muy diferentes entre sí. El problema está si nuestro actual sistema educativo es capaz de dar respuesta primero desde la propia infraestructura del centro para que permita la convivencia respetando los diferentes ritmos de su alumnado y segundo, desde los propios recursos humanos del centro ( formación por un lado y apoyos concretos) es cierto que la tendencia debe ser la inclusión de los alumnos en ambientes lo más parecidos a lo que se encontrarán de adulros, pero si que ello signifique dejar de lado sus necesidades y su bienestar personal

    18/09/2018
  • Paloma

    Señores de Podemos. tengo la sensación de que no conocen bien el problema. los profesores de.educación especial se forman para Atender niños con necesidades muy especiales. la.escuela que pretenden ustedes sería una bonita utopía donde hubiese muchos medios y donde los niños fuesen todos angelitos. por desgracia algunos niños son crueles. mi hijo no.tiene discapacidad pero sufrió bullying. y ni la profesora le defendía. en su caso todo terminó felizmente con un cambio de colegio. Pero ¿qué pasa cuando el niño tiene discapacidad? no le atienden bien, los niños se burlan o no le hacen caso….y el niño se queda atrás, sufre, se siente incomprendido y no progresa. Si ustedes eliminan los comegios de Educación Especial harían un daño irreparable a todos esos niños. un saludo

    18/09/2018
  • Mercedes Fernández

    Buenos días señores políticos. Soy madre de una preciosa niña con discapacidad intelectual. Mi hija hizo infantil y primero de primaria en un centro público de los que vds. llaman inclusivos , se pasaba más tiempo fuera de la clase en apoyos que dentro de ella, y el tiempo que estaba en clase era aparcada en un rincón junto con otros tres compañeros, también con problemas, los 4 eran excluidos y menospreciados tanto por los compañeros como por la propia profesora. Motivo por el cual presenté la queja en dirección y optamos por la Educación Especial en donde sí que estaba integrada en el grupo y feliz, además del avance educativo obtenido. Por favor no hablen de algo que desconocen y menos que nos quiten el derecho constitucional de poder elegir la educación de nuestros hijos.
    Tienen otros temas importantes que arreglar y dejen lo que funciona. Por favor no politicen con la educación y felicidad de nuestros hijos. Hay muchos políticos con hijos discapacitados que van a Centros de Educación Especial concertados. Pregúnteles qué opinan ellos. Aunque seguramente este tema será un velo de humo para tapar tantos casos de corrupción como hay en toda la clase política.

    No hay ni medios ni preparación de los profesores, saturados de alumnos, para poder ofrecer una educación especial de calidad en los centros ordinarios.

    18/09/2018
  • Lydia Martinez

    Solo pido a estos politicuchos con ganas de visibilidad, que no nos ayuden, como no ha hecho ningún Gobierno, pero que no nos “desayuden”. Triste, pero ya que nos hemos machacado buscando donde los niños sean felices y aprendan, sin ningún tipo de ayuda que no sea teórica, por favor, den un paso atrás. Ahora no son vds. los protagonistas. Busquen otro foro, que ya nos apañamos solos, como hemos hecho toda la vida.

    18/09/2018
  • Andrea

    Yo les recomendaria que prestaran atención a todos los padres que aquí escriben, ellos si saben de lo que se trata. Las cosas cuando funcionan, no hay que tocarlas.

    18/09/2018
  • Ignacio.

    Otro ejemplo de políticos dispuestos a hacer un destrozo basándose en que la palabra “integración” les suena bien. Da igual que los afectados se desgañiten tratando de explicarles la realidad y las consecuencias de sus ideítas.

    18/09/2018
  • Azucena

    En mi opinión,quien quiere imponer esto,por decirlo de alguna manera,no tiene hijos con ninguna discapacidad.
    No tiene ni idea de lo que se sufre cuando tu hijo no encuentra ni tiene su lugar en esta sociedad.
    Este tema es muy serio para que un iluminado o dos me da igual, lo intente politizar,no teniendo en cuenta a las personas que afecta.
    Como yo muchas padres /madres estaríamos dispuestos a explicarles la trayectoria que hemos tenido que hacer para que nuestros hijos estén felices en estos centros.

    18/09/2018
  • Ignacio

    Otro ejemplo de políticos dispuestos ha hacer un destrozo basándose en que la palabra “integración” les suena bien. Da igual que los afectados se desgañiten a explicarles la realidad.

    18/09/2018
  • Montse

    Soy madre de un hijo con autismo. Gonzalo tiene 19 años y acude de lunes a viernes a un centro de educación especial en Bilbao. Gonzalo aprende, es feliz y muy querido y comprendido. Desde los 3 años hasta los 15 acudió a 2 colegios en régimen de integración con auxiliar y en un aula especial dentro del colegio. Cada etapa requiere un tipo de educación diferente pero en la gran mayoría de los casos cuando se acercan a la adolescencia la integración no funciona. Y él aula especial dentro del colegio tampoco. Soy defensora de los colegios de educación especial que son los qué verdaderamente están preparados para ellos.

    18/09/2018
  • Ana Monterrey

    Soy Ana y mi hija Luisa tiene discapacidad intelectual. La integración está muy bien en los “papeles”, que es como la conocen muchos políticos. En mi caso al final fue un fracado a pesar de la buena voluntad del centro público al que iba Luisa. En el colegio de educación especial ella está integrada y feliz, y yo también me siento integrada, pues los padres hablamos el mismo idioma, compartimos nuestros problemas y nos aconsejamos. Ahora sí que la invitan a los cumpleaños, por ejemplo

    18/09/2018
  • Paulo

    Qué pena da el que los políticos, (la mayoría no votados, pues aquí se votan partidos con 1 o 2 nombres) intenten hacer ver “como que trabajan” opinando sobre temas por lo menos escabrosos para quien no participa de alguna manera en ellos (padres, familia, educadores especiales, psicólogos, médicos…..) se les ha ocurrido consultar con gente especializada?? Saben que así como no hay 2 personas iguales, no existen 2 niños con el mismo problema?? Saben que la familia de esos niños pagan sus impuestos y merecen el mismo trato que el resto de las familias?? Qué pasaría si se intentara juntar churras con merinas (no me refiero a las ovejas, sino a los cabestros políticos que nos representan) ??
    No, no es logico pensar que los políticos piensen, recapaciten y nos hagan cambiar de opinión respecto a ellos…… Es imposible tratar todas las enfermedades con penicilina, o con paracetamol, o con ibuprofeno….. cada una tiene sus necesidades….. como los niños!!!
    Por favor, no malgastéis nuestro dinero en onanismo mental….. no podéis pensar en vosotros….. hacedlo para los demás!!!
    Y sois vosotros los que pensáis que se debe aumentar el presupuesto para fines sociales????
    Pena de gente sois….😢😢😢

    18/09/2018
  • Mamen

    Totalmente vergonzoso este tipo de comparaciones!!! Os tendríais que poner en el lugar de estos padres que buscan lo mejor para sus hijos y eso lo encuentran en este tipo de centros.

    18/09/2018
  • Lydia de Miguel

    Me parece vergonzoso!!!

    18/09/2018
  • Ana Fdez Sanchez

    Mi nombre es Ana y soy madre de Olivia, quien tiene discapacidad intelectual y no pueden hacerse idea de lo ridículamente absurdas de las propuestas que están haciendo.
    ¿Creen que no lo hemos intentado?. En mi caso 12 años, prácticamente perdidos. Si mi hija Olivia no hubiese recibido un sinfín de estímulos que le hemos proporcionado fuera del colegio, con su importante coste económico y esfuerzo familiar, no sabría ni su nombre.

    En el colegio “inclusivo”, que ustedes llaman, mi hija recibía la atención que necesitaba, según todos ustedes, de 8 horas a la semana por profesionales que cambiaban hasta 3 veces durante el curso y que lo mismo tenían que tratar un caso de dificultades con el idioma de un alumno extranjero, un caso de autismo, sordera, síndrome down o asperger…COMPLETAMENTE ABSURDO.

    Esta propuesta, que pretende ser para bien, entiendo, està hecha desde el desconocimiento del tema a tratar. Les pido ENCARECIDAMENTE, que, POR FAVOR, consulten todas las partes, y por supuesto las afectadas.

    Si esto sale adelante, nuestros hijos saldrán GRAVEMENTE perjudicados, y también los que les adoramos.

    Espero con ansia e INFINITA PREOCUPACIÓN que esto no salga adelante.

    Ana Fdez Sánchez

    18/09/2018
  • Marisa

    Verdaderamente lamentable el comparar la segregación racial con darle alguien con unas capacidades diferentes lo que verdaderamente necesita.
    Personalmente conozco varios casos y se lo importante que has sido para estas familias poder contar con estos centros especializados.
    Imponer esta medida sin escuchar lo que tienen que decir las familias que tienen casos así es limitar nuestra libertad y nuestro derecho a decidir.
    Creo que los políticos deben defender nuestra libertad y nuestros derechos y no para limitarlos. Una pena!

    18/09/2018
  • Angeles

    Estoy totalmente de acuerdo con las familias que llevan a sus hijos a centros de Educacion Especial…ellos mejor que nadie saben lo que es mejor…eso no es segregar eso significa tener a sus hijos alli donde tienen comprension, cariño y los cuidados necesarios…pensaba que esto es un avance…me pregunto a que fines beneficia anular dichos centros…lamentable decision seria si ello ocurriese…

    18/09/2018
  • Rafael

    Es una pena que Podemos en su afán de conseguir votos pase por encima de las verdadesras necesidades y de lo que de verdad hace felices a las personas con discapacidad intelectual…..

    18/09/2018
  • María

    Cuántos encuentros habéis tenido con los padres para saber su opinión? Y con los educadores especiales? Y cuántos estudios habéis hecho que avalen vuestra propuesta?
    A lo mejor por una vez si os enteráis primero de que va ésto con los interlocutores adecuados podríais hacer un planteamiento razonable y consensuado con los más afectados.

    18/09/2018
  • Benito Gómez-Cornejo

    Entiendo que no hay mejor medida para ver los efectos beneficiosos del modelo actual que la opinión de los familiares. Por suerte conozco más de un caso y, en todos ellos, hay acuerdo en que la existencia de centros especializados es la mejor solución para una integración efectiva en la sociedad. Se trata de segregar en la educación para integrar en la sociedad frente a una enseñanza integrada que les segregaría inevitablemente en el resto de ámbitos.
    No hay mayor segregación que cerrar los ojos ante las diferencias reales.
    Mi apoyo incondicional a las familias y su petición de seguir con la situación actual.

    18/09/2018
  • Helena

    Cuando la ignorancia opina y la demagogia legisla llegamos a esto.
    ¿ Dónde queda el derecho a elegir del ciudadano y en este caso de los padres ?
    Aaah, perdón. Se me olvidaba que los mismos que proponen esto son los que defienden regímenes totalitarios en los que las libertades y los derechos básicos de elección son menospreciados a diario.
    No juguemos con un tema tan serio que afecta a la vida de muchas personas que luchan a diario desde las aulas como docentes y desde sus casas como padres por dar una vida mejor a sus hijos.

    18/09/2018
  • Carmen

    Sepan ustedes miembros de podemos que esto es lo que pienso, he disteibuido entre todos mis contactos y voy a publicar en FaceBook.
    Hola a todos. El link que os voy a pasar es especialmente ydoloroso para mí pues desde el grupo de Podemos (apoyado por el PSOE) y con la mirada puesta hacia otro lado de Ciudadanos, intentan eliminar la educación especial para los niños con discapacidad intelectual entre los que se encuentra mi hijo Pablo, porque consideran que es sectario y una forma de segregación para nuestros hijos comparándola con la que sufrían los negros en EE.UU hace muchos años. Lo que estos ineptos de mente y de corazón no entienden es que nuestros hijos en los centros de educación especial son felices porque están rodeados de gente que está en su misma situación porque les entienden, no se sienten bichos raros y tienen gente que sabe cómo enseñarles y cómo motivarles e integrarles y que el mundo que les rodea les quiere, les acepta y les incluye en un mundo a su medida y no a la medida que quieren imponer políticos mediocres (y esto lo digo siendo muy generosa, por no decir chusma metida en política), para rascar votos de mentes bienintencionadas o mal informadas. Os pido por favor que si tenéis dos minutos os metáis en dicho link y dejéis vuestra opinión sobre el tema sabiendo que de salir adelante esta proposición nuestros hijos volverían a la soledad, al aislamiento y, lectivamente hablando, irían hacia atrás perdiendo todo el esfuerzo que hemos hecho padres, maestros, logopedas, pedagogos y demás personal especializado que ha trabajado y convivido con ellos todos estos años. Los que conocéis a Pablo ya sabéis el cambio que pegó a mejor cuando pasó del colegio público de integración a educación especial y cómo empezó a aprender, a hacer amigos (que aún mantiene) y cómo, dentro de su mundo, se sentía uno más y no uno a secas. Muchas gracias por vuestro tiempo. Carmen González Cestero

    18/09/2018
  • Carlos

    Quisiera hacer unas reflexiones sobre las cuestiones que se plantean en este artículo.

    Se hace mucho énfasis en los altos niveles de “segregación” que hay en nuestra comunidad entendiendo por segregación los alumnos que se encuentran escolarizados en colegios de educación especial. Yo soy un padre como tantos miles que han decidido voluntariamente llevar a su hijo a un centro de educación especial. Entonces, ¿debemos entender los padres que todos somos unos segregacionistas?, ¿debemos entender que estamos haciendo algo mal y perjudicando el desarrollo y el bienestar de nuestros hijos?, ¿creéis que llevamos a nuestros hijos a colegios de educación especial porque nos gusta?.

    La respuesta podría estar clara, si los colegios ordinarios tuvieran suficientes recursos no sería necesario llevarles a colegios de educación especial. Bien, por este mismo principio ¿por qué no metemos en la misma aula a estudiantes de medicina con estudiantes de derecho dotando de recursos suficientes?. Al igual que en este caso todo el mundo entiende la diferencia, en el caso de la discapacidad intelectual se debe de entender la diferencia de necesidades tanto educativas como sociales y de autonomía que son casi más importantes que las educativas.

    Por otro lado nombráis a Ruby Bridges, la primera niña negra que asistió a una escuela en los Estados Unidos y ha contado su experiencia personal para romper las barreras raciales. ¿Estáis comparando o poniendo al mismo nivel a personas de raza negra con discapacitados intelectuales?. ¿Creéis que es lo mismo la segregación racial que la diferencia de capacidades intelectuales?Creo que no es, para nada, acertado este ejemplo.

    Al igual que el comentario anterior de Idday os animo a que os pongáis en contacto con los centros de educación especial, con las familias y conozcáis de primera mano nuestra problemática que no se soluciona llevando a nuestros hijos a centros de educación ordinaria.

    Gracias.

    18/09/2018
  • Idaay

    Buenos días me parece interesante algunas de las propuestas que hacéis. Pero tengo varias dudas…
    La primera, por qué parece que el único camino hacia la inclusión es por la vía de los centros ordinarios? Por qué limitar la riqueza del trabajo de muchos centros de educación especial (a los que llamáis segregadores) e incluso plantearos su eliminación?
    Y por último y no menos importante, dónde queda el derecho de la libertad de educación (artículo 27 de nuestra Constitución) y el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos?
    Me parece bien que se revise, regule e impulse la educación inclusiva pues sí es cierto que en muchos centros es defeciente o al menos insuficiente.
    Pero yo creo que los políticos debéis defender la libertad y la pluralidad. No limitarlas.
    Tanto derecho tienen los que creen y apuestan por la inclusión desde centros ordinarios como los que apuestan por Ed. Especial. No?
    Yo os animo e invitó a escuchar a más familias y a visitar más centros, incluyendo visitas a Centros de Ed. Especial pues algunos hacen un trabajo fantástico.
    Gracias por atenderme

    30/07/2018

Escribe tu opinión