Publicidad

Entrevista a Pascuala Guardiola González. Interina:

Aula

“El sistema es tan opaco que no podemos ver ni los exámenes ni las plantillas que han utilizado para corregirlos”

Pascuala Guardiola es una de las coordinadoras de la plataforma 7JOposicionesJustas creada en Murcia a raíz de los suspensos masivos y las notas bajísimas. Hablamos con ella de qué ha pasado en estas oposiciones.

Daniel Sánchez Caballero 12/7/2018

Enlarge

Pascuala Guardiola es una de las decenas miles de personas que realizaron las oposiciones a profesor de secundaria en la última semana de junio en España. Las expectativas entre los candidatos eran altas tras muchos años sin convocarse oposiciones por los recortes, pero el proceso ha resultado un chasco para muchos. Suspensos masivos, notas bajísimas y oscurantismo han marcado un proceso que ha acabado con los afectados uniéndose en plataformas para elevar la voz de manera conjunta y hacerse oír. Esta polémica comenzó en Murcia, donde los opositores se han reunido en la plataforma 7JOposicionesJustas. Ha sido la primera, pero no la última (en Madrid también se ha formado otra). Antes de entrar en otras cuestiones, Guardiola, una de las coordinadoras de la plataforma, aclara: “La plataforma surge como un movimiento social de los opositores, sean de primaria, secundaria, se presenten por primera vez o lleven años trabajando. Es independiente de ideologías políticas, no estamos alineados con ningún partido o sindicato, aunque sabemos que algunos intentarán arrimar el ascua a su sardina. Estamos unidos por la indignación”. Escrito queda.

¿Qué ha pasado en las oposiciones?

Tanto a nivel nacional como de Consejería de Educación de Murcia desde octubre nos prometieron un montón de plazas y estabilidad para los interinos que llevamos muchos años en esta situación. Todos teníamos mucha ilusión, como había tantas plazas nos hemos estudiado la oposición más a fondo, si cabe, porque pensábamos que era nuestro año. Como hacía tanto desde la última vez, mucha gente se ha presentado. Además, se suponía que las oposiciones iban a ser el año pasado y empezaron a estudiar entonces, por lo que hay gente que llevaba dos años ya. Cuando llegó el momento de las oposiciones nos encontramos con que era difícil, eso lo entendemos. Pero también nos pasó que no nos dieron tiempo para hacerlo. En el examen de Economía nos dieron dos horas y media, cuando necesitábamos al menos cuatro. En otras especialidades nos encontramos errores que impedían hacer el ejercicio. Detectaron el error a mitad de examen, pero no dieron más tiempo para hacerlo una vez subsanado. Muchos opositores, todos los que habíamos estudiado el proceso, salimos con la sensación de que habíamos hecho un examen estupendo, pero nos encontramos con notas que oscilaban entre el cero y el uno. No te lo esperas. Llevábamos dos años haciendo pruebas, los profesores nos decían que estábamos bien. Pero llegamos al examen y nos encontramos con gente con 0,05, por ejemplo. No nos explicamos de dónde salen esas notas, el sistema es tan opaco que no podemos ver ni el examen ni las plantillas que han utilizado para corregirlos. Siguiendo los criterios de corrección que publicaron diez días antes no cuadra, salía más nota. Por eso no nos explicamos de dónde salen las notas.

Y luego reclamaron, pero sin éxito.

La mayoría pusimos una reclamación a nivel individual, eso lo contempla la convocatoria de oposiciones. Pero esa reclamación solo consiste en que te sumen otra vez todas las calificaciones que han puesto, ver la media y si hay algún error de tipo aritmético. Es lo único que han hecho. Entonces, a través de las redes y grupos quedamos en ir todos a la Consejería para exigir que nos enseñen los exámenes, las plantillas con las que han corregido y también las de otros opositores y tribunales. No tiene mucho sentido que, estando los opositores repartidos más o menos igual por los tribunales, en unos aprueben 20 y en otros tres. Fuimos tantos al registro que se acabaron los números. La Consejería recibió un aluvión de reclamaciones, calculamos que entre 400 y 500 se pusieron.

¿Qué es lo siguiente?

Publicidad

Vendrán todos los recursos y lo que digan los abogados. Vamos a llegar hasta donde haga falta. Primero un recurso de alzada, luego una demanda colectiva al Contencioso Administrativo de Murcia, y si hay que ir al Supremo, llegaremos. Vamos a organizar también una recogida de firmas para pedir una Iniciativa Legislativa Popular al Gobierno de Murcia para que puedan modificar dentro de su ámbito lo que puedan y con otras plataformas a nivel nacional llevarlo al Congreso para que se cambie el sistema de acceso a las oposiciones.

¿Qué creéis que ha pasado para que haya tantos suspensos y notas tan bajas?

No podemos saber ni afirmar nada con seguridad. La sospecha que tenemos es que desde Europa últimamente se dio un toque de atención a España por los interinos y una persona que lleva varios años en el mismo puesto de trabajo está en fraude de ley. Estamos muchos así. Europa instó al Gobierno español a arreglar esto, el Gobierno dijo que en cinco años haría una oferta de plaza para consolidar a los interinos, pero en realidad lo que han hecho ha sido modificar el sistema de acceso de forma perversa. Un interino que lleva muchos años trabajando y no tiene una oposición aprobada, se queda en la calle. Entonces ya no está en fraude de ley porque ya no está trabajando, es una forma de interrumpir los tiempos trabajados. Si no podemos entrar mediante oposición, tendrán que hacer un sistema de acceso. La forma de interrumpir los plazos es poniendo un acceso muy difícil. Es significativo que [esta situación de suspensos masivos] se ha dado en toda España, creíamos que solo en Murcia, pero es un plan elaborado en las altas esferas.

¿Conocen a miembros de tribunales que os pudieran contar algo?

No, todo ha sido muy espontáneo. Ahora nos estamos organizando y tenemos previsto pedir una entrevista con la Consejera de Educación, pero estamos todavía en ello.

¿Tienen alguna esperanza de que el movimiento llegue a algún sitio?

Publicidad

Sí, porque hasta que no llegue a algún sitio no vamos a parar. Tenemos esperanza en los tribunales. Nos imaginamos que a nivel político no va a tener respuesta, pero a nivel de tribunales tiene que llegar. Si en Murcia, en el Contencioso-Administrativo no estiman nuestras demandas, llegaremos al Supremo, donde esperamos que sí nos escuchen. Pero tenemos sentencias de otra asociación que peleó el cobro de los veranos, que nos lo habían quitado y, aunque el TSJM no les dio la razón, el Supremo sí, por eso hablamos de que el TSJM tiene ese sesgo, pero a nivel de España nos responden.

¿Cuál es su propuesta para el sistema de acceso?

De momento lo que tenemos claro es que queremos que el nuevo sistema sea transparente y objetivo a la hora de evaluar. Cualquier niño de primaria o secundaria tiene derecho a que se le explique de dónde ha salido su nota y dónde se ha equivocado, qué procedimiento se ha seguido para llegar a su nota. Queremos que eso se contemple en el próximo sistema. No hemos considerado proponer ningún sistema alternativo porque esto debe responder a un debate profundo, no podemos nosotros ahora proponer algo sin pensar. Sería mala idea hacerlo sin haber debatido con los profesores y sin estudiar las consecuencias de cada sistema. Hay personas que abogan por el tipo test, pero nuestro temario tiene 70 temas y un tipo test supondría aprenderse todos esos temas y hay gente a la que no se le da bien este modelo. Uno de los problemas de subjetividad que nos encontramos es que partimos de una lista de 70 temas, publicados en el BOE en 1992. Pero solo publican el título y a partir de ahí cada uno se elabora el tema con su propia bibliografía. Pero cuando van a corregir el tema es el presidente el que elige a partir de dónde se corrige. Si yo he elaborado un tema muy científico, muy elaborado, pero el presidente da instrucciones de que se puntúa más un tema tipo didáctico, como lo explicaríamos en clase, por muy trabajado que tenga el tema y muy bien que esté, no lo van a valorar. Y al revés también pasa. Estamos en esa incertidumbre de no saber qué criterio va a utilizar para corregir el tribunal. Una posibilidad sería que nos dieran un temario elaborado por ellos y nosotros nos lo estudiamos. Imagínate lo que es preparse 40-45 temas con un planteamiento determinado y que luego el tribunal decida que no le gusta. Es un trabajo hecho para nada.

¿Los criterios de corrección no se conocen en absoluto?

No. Diez días antes salen publicados y te ponen, por ejemplo, un 10% a la corrección gramatical, otro 10% a la bibliografía y un 5% si esta es “numerosa”. Pero, ¿qué es numerosa? Un tribunal puede considerar que tres, otro que cinco. Y el mismo tema obtendría dos notas diferentes según el tribunal.

¿Han detectado disparidad de evaluación entre tibunales?

Publicidad

Sí. En Inglés un tribunal aprobó a tres y otro a casi 30 y todos tenían 80-90 personas.

¿Se van a quedar especialidades sin cubrir?

Sí. En Estética, Organización y Química Industrial también. Creemos que va a pasar en más.

Serán conscientes de las críticas que han recibido de gente que dice que lo único que les interesa es sacarse una plaza para toda la vida. ¿Qué tiene que decir?

Lo que decimos siempre, cuando nos critican también por trabajar solo por la mañana. Si echamos cuentas de los años de nuestra vida que estamos 365 días al año trabajando 16 horas de nuestra vida… Trabajamos y estudiamos muchas más horas de las que otra gente echará a lo largo de su vida laboral. Esto es una carrera de fondo y estamos aquí porque esto es una vocación y la mayoría de nosotros no querría trabajar en otro sector, por eso soportamos lo que tenemos que soportar. Esta profesión no es para todos. Nos exige un trabajo intelectual durante muchas horas, en un instituto puedes estar dando clase cinco horas seguidas, luego otras tantas preparando clases y luego otras tantas estudiando para la oposición. Si es tan bonito desde fuera, animo a quien quiera a presentarse, no se prohíbe a nadie el acceso.

¿Cómo es la vida de un interino?

Muy dura. Nos encontramos con que para la mayoría de nosotros, salvo los pocos que están en la lista, somos personas que llevamos muchos años trabajando en esto. Somos personas jóvenes, pero con familia. Nos enteramos del sitio en el que trabajamos con un día. El martes nos enteramos del destino y el miércoles a trabajar. Murcia no es muy grande, pero hay distancias importantes. En horas tienes que organizar tu vida, colocar a tus hijos… Además, si es una sustitución no sabes si vas a estar 15 días o un mes porque las renuevan cada dos semanas. Es muy difícil tener a alguien para cuidar a tus hijos y decirles que a lo mejor al día siguiente no les vas a llamar. Tenemos esa incertidumbre. Y si termina la sustitución no sabes cuándo vas a trabajar otra vez. A la hora de despedirte, igual. Un año empecé una sustitución en septiembre y me dijo el director que era una enfermedad importante y estaría todo el curso, pero de repente, a finales de mayo, el director me avisa de que al día siguiente ya no me incorporo. Y eso es legal, no tienen obligación de avisar con anticipación. Y Murcia es pequeña, pero imagínate en Andalucía o Castilla La Mancha. Si eligen solo una provincia trabajarán poco y si eligen toda la región tienen que cambiar de residencia cada poco tiempo, con los problemas del alquiler, etc. que eso genera. Aparte de que estamos trabajando, un trabajo intelectual, y estudiando en nuestras horas libres. También tenemos responsabilidades familiares.

Me ha hecho una descripción mayoritariamente de los problemas personales que afrontan. ¿A nivel profesional?

Afecta y mucho a los alumnos. Cuando viene un profesor sustituto tampoco saben cuánto tiempo va a estar. Llegas a un centro y en un día o dos te tienes que poner al día respecto a dónde están los alumnos. En Murcia, tienen que pasar 15 días sin profesor para que envíen a un sustituto. Esos alumnos ya llevarán dos semanas sin clase. Cuando llegas, tienes un día o dos para ponerte al día con los alumnos, nombres, si necesitan atención especial, etc. A un alumno medio le ocasiona perjuicios en su nivel de estudios, pero lo puede llevar. Pero si te encuentras a niños con problemas, que ya se han hecho a un profesor, a un rutina, ya han sufrido cambios, no puedes coger una dinámica nueva con ese alumno porque no sabes si la vas a poder concluir. Si tienes la suerte de poder estar en un instituto un curso entero no puedes emprender proyectos a medio plazo porque sabes que no vas a repetir. Una vez has conocido a los alumnos y sabes cómo explicarles las cosas, o sabes que tal alumno no se acaba de expresar bien, pero tiene los conocimientos… A la hora de evaluar entran en cuestión muchos asuntos. Con todo esto se está perjudicando al alumnado, son los principales perjudicados, claramente.

Publicidad
Publicidad

Comentarios

  • Herminia

    Lo que deben hacer es corregir bien y ÝA.
    Aún no ha terminado el proceso y lo pueden hacer. Que sean justos y atiendan las peticiones de los opositores para revisar sus exámenes.
    Por otro lado quieren conformar al la gente diciendo que van a convocar el año próximo. Eso sería más de lo mismo y por supuesto volver a llenar las arcas de la administración
    Eso lo saben muy bien. Convocan sin fecha y luego coinciden el mismo día en todas las Autonomias.

    13/07/2018
  • interino

    las oposiciones siempre son duras. No de puede pretender aprobar sin estudiar y primar los años de experiencia.
    Oposiciones Libres

    13/07/2018
  • Laura

    En Castilla La Mancha existe Ley de Protección de Datos para publicar las notas de la oposición, pero no afecta para publicar el baremo con los datos personales!

    13/07/2018
  • Laura

    No sabemos el valor de cada ejercicio ni los criterios de corrección.
    El examen de ejercicios prácticos es muy extenso y no se puede realizar en el tiempo que nos dan.
    Es muy importante poder revisar nuestros exámenes para aprender de los errores, revisar la corrección que nos hicieron y aprender como hacerlo bien en la próxima convocatoria.

    13/07/2018
  • Bob Esponja

    Es inadmisible que no te enseñen el examen, y mucho menos que digan que te tiran el examen para un lado y no te van a corregir si consideran que tu letra es rara, como se nos dijo en uno de los Tribunales de Geología y Biología de Tenerife. Tenemos que hacer lo mismo con los alumnos?? Es eso???

    12/07/2018
  • Enrique Bernardez

    La falta de transparencia es grave, pero que exámenes de oposiciones a docentes se corrijan con plantillas, tal como sugiere el titular, es absolutamente inaceptable, vergonzoso, bochornoso, indecente….

    12/07/2018
  • GUILLERMO

    SI NO HAY TRANSPARENCIA LA OPE SE DEBERIA IMPUGNAR POR COMPLETO YA QUE EL DERECHO A LA IGUALDAD QUEDA ENTRE DICHO TAMBIEN (LA CONVOCO EL PP)

    12/07/2018
  • José Luís

    Cuando no hay transparencia, es por que no hay lipieza

    12/07/2018

Escribe tu opinión