Publicidad

Derechos

Alicia Alonso

En favor de los más pequeños en Madrid. ¿Seguimos trabajando? Alicia Alonso

La nueva ordenanza de la capital supone una mejora de las condiciones, pero todavía quedan elementos con los que seguir trabajando.

Alicia Alonso 19/12/2016

Enlarge

El pasado 14 de noviembre se publicaron en el BOAM las Ordenanzas que regirán la nueva Red de Escuelas Infantiles y Casas de Niños del Ayuntamiento de Madrid.

En el inicio de su construcción, todas las Organizaciones de Infantil de Madrid consensuamos un documento alternativo al que proponía el Área del Ayuntamiento, alternativa que canalizó y dinamizó Yara Bermejo, funcionaria en el grupo municipal de Ahora Madrid. El apoyo de los concejales y concejalas de distrito de Ahora Madrid, del Partido Socialista y de Ciudadanos a distintos aspectos de este documento ha permitido la aprobación final de un texto que representa un gran avance para la Educación Infantil de Madrid, a pesar de la oposición preestablecida del Partido Popular. El análisis de la triste intervención de su representante, Alicia Delibes, su complejo persecutorio y su afán de perseguir, tan común en actitudes dictatoriales, daría para otro artículo. Pero se trata ahora de valorar el documento consensuado, sus logros y aquello en lo que entendemos que hay que seguir progresando.

Son grandes logros, tanto el de introducir un concepto de criatura con derechos y grandes potencialidades frente a un tratamiento asistencial, como el de reivindicar la necesidad de profesionales de alta calidad y una escuela participativa, democrática y transparente que ponga al niño o niña en el centro de la acción educativa.

Para implementar esa calidad se ha apostado por la pareja educativa en las aulas, lo que requiere la cooperación rigurosa entre profesionales y rebaja sustancialmente, en la práctica, la ratio. Además, se garantizan las suplencias necesarias para no alterarla y se reserva un 10% del tiempo laboral para formación y trabajo en equipo, entre profesionales, con familias y entorno.

También se establece un servicio de supervisión e inspección que apoye la formación y la construcción de criterios de calidad comunes, y que realice el seguimiento de los proyectos educativos.

Es igualmente un gran logro, en tanto se llega a la gratuidad y universalidad de la oferta, como en el segundo ciclo, que en ningún caso puedan superarse los 300 euros de cuota familiar por el conjunto de servicios, se destierre el suplemento por bebés y que se reintroduzca una cuota cero para quienes lo necesiten.

Publicidad

El giro que se da a las condiciones que han de concurrir en la adjudicación de las Escuelas Infantiles de titularidad pública y gestión indirecta es fundamental cuando en la red solo dos centros son de gestión directa. Especialmente importante es que haya un precio del servicio establecido por la administración (escolaridad, comedor y horario ampliado), de manera que nadie pueda hacer reducciones temerarias para ganar los concursos, y que el proyecto educativo y organizativo y las mejoras sociales y laborales sean las únicas puntuadas. Lo que permite evitar que empresas sin conocimiento pedagógico y o sin escrúpulos sigan, como hasta ahora, haciéndose con las Escuelas de Madrid.

¿Qué aspectos entiende la Plataforma en Defensa del 06 que hay que definir en los desarrollos previstos o aquellos con  los que discrepamos?

Es precisa la concreción sobre requisitos y calidades de espacios, el “tercer maestro” que contribuye a hacer o no posibles renovaciones pretendidas, en especial cuando se están proyectando nuevas escuelas. También debe concretarse el modelo de inclusión de niños y niñas con necesidades (ACNEAE), en especial porque habrá Equipos de Atención Temprana municipales.

Pedimos que en el desarrollo previsto de contenidos educativos y principios metodológicos, bases de la práctica educativa, se considere el desarrollo integral de todas las potencialidades y lenguajes infantiles, sin que el énfasis de uno (inglés) perjudique los realmente importantes en estas edades (Art. 4).

Pedimos la eliminación de excepciones que no se concretan, como por ejemplo la posibilidad de superar las ratios fijadas (Art. 7.3).Tenemos demasiada experiencia al respecto en la Comunidad de Madrid sobre cómo la excepcionalidad se convierte en norma.

Nos preocupa la total ausencia de la promesa electoral de remunicipalización, proceso que resolvería los problemas que la sobreabundancia de gestión indirecta de los centros y su tratamiento, según el signo político de los tiempos, han creado.

Publicidad

También nos preocupa que se puedan ajustar horarios o calendarios específicos a la demanda (Art. 17.2). Sin más precisión en esta afirmación, tememos que el erróneo concepto general de conciliación pueda abrir paso a horarios incompatibles con el derecho de las criaturas a construir un imprescindible vínculo de apego con sus familias; la base de una personalidad sana. La conciliación ha de posibilitarse desde la conjunción de políticas laborales, sociales, sanitarias, culturales y educativas, sin cargar sobre las últimas su resolución en contra del Interés Superior del Niño que establece la Convención de los Derechos del Niño. Nos preocupa igualmente que se mantengan las exigencias de titulación para profesionales con “atención educativa directa” pues, este extremo ha servido para que un rosario de otras habilitaciones pueda actuar con estas edades.

Consideramos

Finalmente consideramos que sería imprescindible intentar blindar esta nueva Red, como se ha hecho con las Escuelas Infantiles de Granada. Los peligros de salirse de la Red de Madrid vinculados con la nueva  Ley de Bases de Régimen Local y sus exigencias de equilibrio presupuestario, a pesar de la argumentación jurídica de la Ordenanza, están en el horizonte en caso de que el Consistorio cambiase de signo político.

Pero el proceso de cooperación y trabajo con el Área de Equidad continúa; se han convocado ya reuniones con colectivos y organizaciones para ello y nos esperanza la elección de grandes profesionales de infantil (Pilar García y Consuelo Fernández) como asesoras y dinamizadoras de este trabajo que pretende construir el modelo de Educación Infantil de Madrid.

Alicia Alonso Gil (Plataforma en defensa de Educacióin Infantil 06)

Publicidad
Publicidad

Comentarios

Escribe tu opinión